BeFit: ¿Cómo entrenar el cuerpo, pero también las emociones?

Consiguió trabajo como recepcionista en un gimnasio que la hizo descubrir la modalidad deportiva crossfit por primera vez y de a poco, su vida cambió. Los pequeños cambios de hábitos que generó le comenzaron a traer grandes beneficios en la calidad de vida y hoy es inspiración para toda su comunidad femenina.

“BeFit es un concepto que surge en respuesta a una problemática que nos afecta a todos en mayor o en menor medida: la calidad de vida que llevamos no siempre es la que nos gustaría”, explicó Guimarey.

En BeFit se busca:

  • Entrenar el cuerpo mientras se entrenan las emociones.
  • No reprimir esas emociones, porque muchas veces son ellas las que nos detienen.
  • Encontrar el punto de equilibrio.
  • Festejar los éxitos.
  • Abrazar las caídas.
  • Fomentar lo que sí existe, la capacidad de superación para acercarse, con cada acto, al objetivo de cada uno.
  • Trabajar con lo que ocurre día a día y enfocarse en lo que es posible, en las distintas realidades.
  • Rodearse de personas con objetivos similares hace del camino a recorrer, un sendero ameno y disfrutable. Eso propone Cata al momento de compartir su historia y de acompañar a otras mujeres a superarse todos los días.

Buscar y encontrar sentirse mejor es posible. No solo a nivel físico sino también en el plano emocional.

¿Y cómo se ven reflejados los resultados en otras personas?

“En 30 años me he perdido, me he encontrado, he ganado y derramado incontables kilos, he formado una hermosa familia, estoy viendo crecer a mi hija. Ahora estoy aquí, en la mitad de mi vida, saltando al cambio con ambos pies y con un corazón mucho más ligero y brillante. Todos podemos comenzar este tipo de transformaciones con la intención de perder kilos no deseados y lo que podemos lograr es mucho más que eso, si estamos abiertos a ello”, señaló Mariela Dresch, miembro del programa.

Por otro lado, Loli Diano relató: “Me enseñó a ser perseverante, a tener paciencia, a conocerme, a aceptarme y aceptar que todo lo que uno se proponga, por más tiempo que lleve, se logra. Me acomodó mentalmente, me ayudó a salir de lugares donde no quería estar más, donde no me sentía parte, pero tanto miedo me daba dar ese gran paso. Me enseñó a no tener miedo”.

“Sume hábitos que jamás pensé que podían existir en mí. Y lo mejor de todo es que esto nunca termina. Es algo que llevo conmigo. Que disfruto. Encontré realmente lo que me gusta, me divierte, desafía y me motiva”, agregó Luli Scorpaniti, también miembro de la comunidad.

“Las BeFitters creemos que la clave del éxito radica en entendernos. En aprender a diferenciar lo que nos hace bien de lo que no. Sabemos que es un proceso que varía para cada persona, pero que, en compañía, es más grato”, concluyó Cata Guimarey.

¿Cómo te preparas para un cambio?

Abrir chat
Envianos un Whatsapp