Estos dos complementos serán obligatorios en los nuevos coches en menos de cinco meses

Todos los nuevos vehículos que salgan de los concesionarios a partir de enero de 2022, deberán llevar estos dos nuevos dispositivos.

La Unión Europea quiere acabar con prácticamente todos los accidentes de tráfico para 2050, y para ello van a instaurar, a partir del 1 de enero de 2022, dos elementos que todo coche que se comercialice desde esa fecha deberá llevar de forma obligatoria.

Seguro que te suena el programa de la Unión Europea llamado Visión Cero, que tiene como objetivo que no haya fallecidos para 2050 en lo que respecta a accidentes de tráfico en la Unión Europea, y para ello instaurarán en todos los nuevos vehículos a partir de 2022 tanto el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA) como la cámara trasera.

Date cuenta que la obligación de estos dispositivos será a partir del 1 de enero de 2022 en todos los coches que salgan del concesionario en una forma de evitar 25.000 muertes y 140.000 heridos graves en toda la Unión Europea en los próximos 18 años.

Por una parte tenemos el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA) donde se combina reconocimiento de las señales de tráfico y el control de crucero, informando el sistema al conductor de la velocidad máxima permitida en cada uno de los puntos, incluso con un limitador para ayudar a que nunca se sobrepase. Si bien al principio el piloto podrá desactivar este limitador, en un futuro quieren que esté instaurado sin que se pueda modificar.

Por otra parte tenemos la cámara trasera con detección de tráfico cruzado que ayudará a que podamos maniobrar marcha atrás además de contar con asistencia en el aparcamiento. Esto nos permitirá contar con una visión directa de todos los obstáculos que pueden interferir en la trayectoria del vehículo a la hora de hacer esta maniobra y se activa automáticamente siempre que introduzcamos la marcha atrás.

El sistema avisaría en tiempo real al conductor de otros vehículos que puedan cruzarse en la trayectoria de nuestro coche a la hora de ir en marcha atrás.

Una de las principales causas de mortalidad en carretera es sobrepasar el límite de velocidad en ciertos puntos, con lo que este sistema de velocidad inteligente evitará muchísimos accidentes. Por otra parte la cámara trasera ayudará a que ciertas maniobras peligrosas reduzcan ostensiblemente las colisiones y atropellos.