Los niños se marean más en el coche, y hay un motivo

Si sientes que te mareabas más en el coche cuando eras pequeño, probablemente sea cierto y tiene su motivo.

Es probable que recuerdes tus viajes de la infancia en coche y sientas que por entonces te mareabas más que ahora. Era una sensación desagradable e incontrolable que iba unida en ocasiones a sudores, náuseas o vómitos… Pero ¿por qué ocurría más en aquellos años?

Se suele pensar que era cuestión de falta de costumbre de viajar, porque las carreteras eran peores en el pasado o que al ir en el asiento trasero era más sencillo marearse. Esta última razón es en parte cierta porque al tener información visual del viaje y los próximos movimientos las posibilidades de marearse se reducen.

Pero en Maldita Ciencia han investigado esta circunstancia y lo primero que se debe saber es que los mareos son más frecuentes entre los 2 y 12 años, después suelen ir desapareciendo. No es algo personal ni del pasado, es general.

El motivo es que «los menores de 12 años tienen el cerebro aún inmaduro en el control del equilibrio”. Aunque es cierto que cada niño tiene un cerebro distinto y reacciona de diferentes maneras, esto es generalizado.

Con los años, el cerebro humano se va adaptando a estas situaciones mediante distintos viajes de todo tipo, desde los que son en coche al autobús urbano, la montaña rusa o cualquier otro. Aprende a prever las situaciones, a comportarse ante los distintos estímulos… Se podría decir que se calibra para evitar los mareos.

De todas formas, hay algunos consejos para intentar atenuar estos mareos, aunque no son milagrosos. Lo ideal es no mirar a los laterales, sino siempre al frente, y a ser posible desde el asiento trasero central. Además, algo que ya habrán aprendido muchos, lo ideal suele ser no viajar con el estómago demasiado lleno.

Abrir chat
Envianos un Whatsapp